Qlink
Qlink

 Hoy en día, debido a los progresos tecnológicos de nuestra sociedad, los campos eléctricos son 10.000 veces superiores a los naturales. Nunca antes durante su evolución el hombre se había expuesto a tal cantidad de radiaciones, que no dejan de resultar nocivas, al ser incompatibles con la frecuencia vibratoria del organismo. Las células de nuestro organismo ven su frecuencia alterada por efecto de las radiaciones exteriores debido al fenómeno que la ciencia denomina resonancia simpática (el fenómeno que se produce cuando se golpea un diapasón y otro situado cerca empieza a vibrar a la misma frecuencia, produciendo idéntico sonido).

La contaminación electromágnetica procede de muy diversas fuentes: antenas de telefonía móvil, torres y líneas de alta tensión, transformadores, teléfonos móviles o inalámbricos, televisores, ordenadores, electrodomésticos o cualquier aparato eléctrico. Sus efectos se traducen generalmente en depresión, irritabilidad y desequilibrios emocionales, así como disfunciones del sistema inmunológico, lo que nos hace más vulnerables a las enfermedades. Aunque por lo general no nos afecte de forma inmediata, sus efectos biológicos son acumulativos, deteriorando paulatinamente la calidad de vida. Aunque en niños, ancianos, embarazadas o personas enfermas los efectos perniciosos de la contaminación electromagnética pueden manifestarse a corto plazo.

La contaminación electromagnética es tan omnipresente en nuestra sociedad que incluso se ha acuñado ya el término "estrés electromagnético", que agrupa patologías de muy diversa índole, que a simple vista parecen no relacionarse entre sí: insomnio, problemas de memoria, ansiedad, irritabilidad, hipertensión, dolores musculares, calambres, palpitaciones, vértigos, falta de apetito, piel seca, urticaria, picores, dolores de cabeza, visión borrosa, etc. La electrocontaminación también puede ser la causa de problemas endocrinos. Los dos órganos más afectados por los campos electromagnéticos (CEM) externos -generados por el hombre de forma artificial- son el corazón y el cerebro, al funcionar ambos por impulsos eléctricos.

Cada día aumenta más el número de personas que padecen del llamado Síndrome de Electrosensibilidad (SE), definido por la Unión Europea en 1997 como una hipersensibilidad a los campos electromagnéticos. La alergia a la electricidad se va a convertir en la plaga del siglo XXI.


Qlink electrosensibilidad La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que los campos electromagnéticos constituyen un factor cancerígeno del tipo 2B.
 
Cuando estamos en reposo somos más vulnerables a las radiaciones electromagnéticas (nuestro sistema inmunológico está desactivado), siendo de suma importancia medir las radiaciones electromagnéticas del dormitorio con objeto de reducirlas al mínimo durante la noche.

 
Otro de los efectos perniciosos de la contaminación electromagnética es que inhibe la producción de la hormona melatonina, denominada hormona de la oscuridad, dado que sólo se produce durante la noche mientras dormimos. La melatonina es uno de los antioxidantes más poderosos que se conocen, y juega un papel fundamental en la prevención de numerosos cánceres. Los estudios realizados concluyen que las personas invidentes, al tener niveles más elevados de melatonina, tienen un riesgo menor de contraer cáncer.

La melatonina es más efectiva en la eliminación de los radicales libres que la vitamina E o el ácido ascórbico (vitamina C) de los que tanto se oye hablar.
La disminución en la producción de melatonina puede producir a su vez el descenso de la serotonina, característico de la depresión.
Otra de las funciones de la melatonina es protegernos contra el envejecimiento.

Qlink electrosensibilidad
Según las recomendaciones de Salzburgo, las de mayor reconocimiento internacional, la máxima exposición admisible a la radiación electromagnética correspondería a 0,1 microwatios/cm2. Sin embargo, en España el límite se encuentra en 450 microwatios/cm2 (aunque en algunas comunidades autónomas como Cataluña, Castilla La Mancha o Navarra los límites son inferiores), superando 1.400 veces lo establecido en otros países de nuestro entorno.
El campo geomagnético natural de la tierra es 0,000001 microwatios/cm2, es decir, el nivel máximo tolerado en España es 450.000.000 veces mayor..

La exposición del cerebro a las microondas de la telefonía móvil produce un incremento de la permeabilidad de la barrera hematoencefálica exponiendo al cerebro a un mayor número de sustancias tóxicas dañinas. También son peligrosas porque pueden generar filtración de albúmina a través de dicha barrera.
En general las microndas ejercen una fuerte influencia sobre la sangre y los tejidos, que tiene como consecuencia una pérdida del potencial eléctrico e incluso uno despolarización. Los tejidos enfermos o debilitados son dimagnéticos (son repelidos por los dos polos de un imán).
En España se permiten valores de emisiones radioeléctricas para la telefonía móvil que multiplican por 1.400 veces lo establecido en otros países como Austria, Italia o Suiza. Australia y Nueva Zelanda presentan valores 6 veces más restrictivos que Estados Unidos y no instalan antenas de telefonía móvil en las azoteas de los edificios.

El informe del biofísico neozelandés Neil Sherry (Junio 2000), realizada a petición del Parlamento Europeo, concluye "la radiación electromagnética de baja frecuencia (como la emitida por los teléfonos móviles) es perjudicial para el cerebro, corazón, feto, hormonas y células. A través de resonancias con los cuerpos y las células, la radiación interfiere en la comunicación intercelular, su crecimiento y regulación, dañando la base genética de la vida".

Llevar el móvil en el bolsillo puede reducir en un tercio la fertilidad de los hombres
Artículo publicado en Junio de 2004 en 'El Mundo'


Revista médica Discovery DSalud:
LA TELEFONÍA MÓVIL: MÁS PELIGROSA DE LO QUE SE DICE
Artículo publicado en el nº 38 de la revista (año 2002)
LA TELEFONÍA MÓVIL ES PELIGROSA
Artículo publicado en el nº 63 de la revista (año 2004)
El peligro para la salud de los campos electromagnéticos está científicamente demostrado
Artículo publicado en el nº 89 de la revista (diciembre 2006)
Las empresas telefónicas conocen y ocultan los efectos negativos de las radiaciones electromagnéticas
Artículo publicado en el nº 92 de la revista (marzo 2007)


   Web Salud.com

Riesgos del uso de teléfonos móviles
El Colegio de Médicos de Austria alerta del peligro del uso de teléfonos móviles.
 
Médicos advierten del peligro para niños del móvil.
Como el cráneo de los niños es más delgado que el de los adultos ofrece menos protección contra las microndas. Hasta un 50% más de radiación es absorbido
por un niño de 10 años en relación con un adulto.



Documento pdf sobre los efectos de las Radiaciones Electromagnéticas y la telefonía móvil
Editado por la Fundación Terra   www.terra.org



Revista Natural
Radiaciones electromagnéticas, telefonía móvil y líneas eléctricasLas radiaciones de los teléfonos móviles y de las líneas eléctricas rompen el
ADN en los cultivos celulares.
Artículo aparecido el 1 de julio 2005


Paul Chek, renombrado entrenador personal.

"Mi Q-Link me proporciona lo que yo llamo tranquilidad vibracional. Lo llevo con la confianza de que incluoso en Time Square o en el centro de Londres, no estoy siendo afectado por la contaminación electromagnética."

Qlink
¡ NO HACE MUCHO LOS MÉDICOS ASEGURABAN QUE FUMAR ERA BUENO PARA LA SALUD!

Aunque las autoridades nos insistan en la inocuidad de las radiaciones electromagnéticas, recordemos que no hace muchos años incluso los médicos recomendaban fumar alegando que era bueno para la salud.
Pincha en la foto adjunta para ver algunos de los anuncios de principios del siglo pasado donde los médicos
Como el efecto de los campos electromagnéticos es acumulativo, dentro de algunos años cuando empiecen a ser pataentes los efectos de los CEM las autoridades se verán obligadas a cambiar de postura, igual que hicieron con el tabaco.

Si los CEM no son peligrosos, entonces ¿por qué la mayoría de compañías de seguros excluyen de sus pólizas tanto los campos electromagnéticos de baja frecuencia ELF (red Alta Tensión, etc.) como los de la telefonía móvil, al mismo nivel que los riesgos inevitables del peligro nuclear, huracanes o terremotos?


Bibliografía

Estrés de Alta Tensión.
Carlos Requejo. Didaco 1998.
Estudio de las diferentes formas de contaminación electromagnética a la que nos vemos sometidos actualmente en nuestra vida diaria.
Carlos Requejo, experto en electrosensibilidad y auditor ambiental, así como miembro de GEA.

Contaminación Electromagnética.
Raúl de la Rosa
Ed. Terapión.
Campos electromagnéticos, telefonía móvil, radares emisoras de radio y TV... forman parte del ambiente que nos rodea. Este tipo de contaminación, a pesar de que no se oye, no se ve, nos afecta a todos, seamos conscientes de ello o no, dando lugar a la aparición de múltiples síntomas y trastornos.

Electromagnetismo
Pedro Costa Morata. Ed. Troya. 1996.


Artículos en inglés sobre los efectos de las emisiones electromagnéticas en la salud.

EMFs Affect Human Cells and May Cause Cancer
Cell Phones and Brain Tumors
Cellular Phones Linked to Cellular DNA Damage
Electromagnetic Fields May Cause Cancer
Electromagnetic Fields Exert Effects on and Through Hormones
Are EMFs Hazardous to Our Health?

Trailer en inglés del documental Cell Phone War (La Guerra de los Teléfonos Móviles) producida en el 2005 sobre los efectos nocivos de las emisiones electromagnéticas que emiten los teléfonos móviles.


                  comprar                         Realice su PEDIDO de Q-LINK


Ir arriba                      ImprimirImpresión                          Enviar a un amigo